Contraloría Externa

Contraloría Externa

contrrLa contaduría como profesión satisface la necesidad de toda entidad de conocer su propia situación financiera a través de información que, siendo oportuna y veraz, le permitirá la toma de decisiones administrativa, financiera y fiscalmente; le facilite el cumplimentó de sus obligaciones en materia fiscal y de igual forma le sirva para controlar sus bienes, derechos y obligaciones. Nuestros servicios pretenden satisfacer esta necesidad de información, con estricto apego a las Leyes y normas que rigen la materia, las empresas requieren de la función de contraloría entendida esta como la optimización de los recursos y el control para la protección de activos, es una función de supervisión necesaria para la competitividad con que se debe actuar. El sistema de información financiera que proporcionamos le permita contar con una herramienta que satisfaga el conocer la situación financiera de la entidad, por lo tanto como contadores públicos independientes jugamos el papel de implantación e implementación de los sistemas de registro, en la elaboración de catálogos de cuentas, sistemas de control interno contable y en algunos casos controles internos en materia administrativa. Los servicios de contabilidad comprenderán el procesamiento de la documentación que nos sea proporcionada, así como el cálculo de los impuestos, presentación de declaraciones mensuales y anuales. La supervisión contable, requiere únicamente la revisión y supervisión del sistema contable, los fines que se persiguen al efectuar esta supervisión podemos resumirlos como sigue:

  • Propiciar principios y métodos que permitan un grado mayor de eficiencia.
  • Obtener información constante, veraz y oportuna.
  • Propiciar la vigilancia del correcto funcionamiento, registro y control de las operaciones.
  • Contribuir a un eficiente control interno.
  • Cumplir con las obligaciones fiscales correcta y oportunamente.

Elaboración y revisión de estados financieros sin realizar una auditoría, lo que se efectuara basándonos en los registros contables de la empresa, tratando de mencionar las circunstancias en que fueron elaborados, destacando que únicamente se hacen en carácter de contador sin certificar la autenticidad y corrección de dichos estados.